ENVÍO GRATUITO A BARCELONÉS, INCLUYE BARCELONA CIUDAD, BADALONA, STA COLOMA DE GRAMANET, SANT ADRIA DEL BESOS Y L’HOSPITALET DEL LLOBREGAT

GARANTIA DE 1 AÑO

LARGOS

Los primeros pendientes en la historia fueron largos, debían ser vistosos y por tanto el tamaño era importante.

Una definición para los pendientes: “Los pendientes tienen un lugar especial en el joyero de una mujer. Enmarcan la cara y pueden añadir esplendor, color e incluso teatralidad al atuendo”. Pues estas características, los pendientes largos las tienen de sobras.

Los pendientes largos nos permiten ejercer toda nuestra creatividad, son piezas grandes en las que la plata es predominante pero también podemos combinar con otros elementos.

Suelen acabarse con cuatro  tipos de cierre. El cierre de gancho es versátil y es el que normalmente se usa para que quede bien sujeto y sea fácil de manipular.

El otro cierre es el que llamamos de presión, va bien para poder ajustar el pendiente como queramos en el lóbulo de la oreja.

Los dos últimos son el cierre catalán y el cierre omega, sobre todo este último es un cierre que necesita un tamaño en la parte superior del pendiente, cuando se puede poner es también muy seguro y fácil de manipular en el momento de la colocación.

Todos los pendientes nos hacen lucir, pero los largos siempre son los más impactantes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad