Las correas para reloj son una parte muy importante del reloj.

Una correa de reloj tiene muchas funciones, una de ellas es práctica y la otra es decorativa.

Un reloj cambia mucho cuando le ponemos una correa nueva, gana vistosidad, mucha vistosidad.

Con el cambio de correa podemos cambiar también la imagen del reloj. Existen multitud de modelos de correas, diferentes tipos de piel y varios colores. Esto hace que el reloj cambie su fisonomía con la nueva correa.

A una parte de los relojes deportivos les encaja mejor una correa de caucho, pero para los relojes, en general, es mejor una correa de piel.

Las correas de cuero por lo general están fabricadas con piel de becerro. A cada reloj le ponemos la correa que más le convenga, a cada estilo de reloj proponemos diferentes tipos de correa para que el cliente elija la que crea más conveniente.

Las correas quedan sujetas a las cajas de los relojes por unos pasadores metálicos que quedan encajados en la parte metálica de la caja.

Las correas de cuero suelen ser de un tamaño estándar en cuanto a su largura, varía el tamaño de la parte que queda encajada en la caja del reloj.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad